.....BIENVENIDO....

.....BIENVENIDO....

viernes, 27 de noviembre de 2009

El libro del alma de un hombre

A veces me aterraba pensar lo que iba a encontrar en aquel libro, sentía que con leerlo iba crear un debate en mi mente, una batalla sin final…


Pero me arme de valor, tome aquel libro y más que confirmar mi teoría, aprendí sobre el alma de un hombre, cada hoja fue como un paso en mi vida, aquel libro no me enseño sobre entender a los hombres, sino me enseño a convivir con ellos…

No era ningún libro mágico, ni nada por el estilo; simplemente era un libro que desnudaba el alma de un hombre, un verdadero hombre, no hablaba de aquel robot que a veces vemos andar como barco a la deriva, no!. Hablaba de aquel hombre que no le temía a nada, él que toma el riesgo a la aventura, al romance, aquel amante de la belleza, al alma pura.

Dichoso aquel día, cuando aprendí que un hombre perfecto no era él que nada más estaba plasmado en los cuentos de hadas, sino que realmente existe, porque el hombre perfecto es aquel que comete errores y lucha por mejorar cada día, es aquel que sabe el significado del amor verdadero…

Y nosotras nos seguimos preguntando ¿y, Dónde está aquel hombre?. Pues yo les puedo asegurar que está en el interior de cada hombre, es aquel que no busca ser lastimado, sino él que busca ser querido.

Dichosa la mujer que sepa apreciar el alma de un hombre, porque el día que la encuentre, encontrará el tesoro más valioso de esta vida…Porque no hay hombre malo…sino que emplea mal su vida, él que se equivoca como todo ser humano….

4 comentarios:

Oscar E. Anleu dijo...

:D :D :D excelente te felicito manita.. :D :D :D ahora podras entendernos a nosotros los hombres :)

Maria Jose dijo...

gracias...muchas gracias...fue un excelente libro y ustedes unos grandes hombres..✩

Erik Calderon dijo...

Gracias por compartir tu opinión respecto al alma de los hombres, creo que sería bueno, indicar quien es el autor del libro y el editorial.

Por otra parte, los hombres como las mujeres sabemos que en el mundo hay hombres malos y buenos, igual el caso de las mujeres, pero el poder de cambiar la perspectiva de ambos esta en nosotros tanto en las mujeres de buen corazon, y los hombres de buen corazón.

Muchas veces nos fijamos mas en los defectos de las personas que en sus virtudes, buscamos el momento en el que falla para hacerselo ver, reprochamos por las cosas malas que pasan, y poco a poco vamos construyendo muros que alejan al uno del otro, hasta que al final se llega a cometer errores, a causa de esto las mujeres suelen decir "todos son iguales", pero esta publicación indica lo contrario, no todos los hombres son iguales.

todos podremos cometer errores iguales, pero como dices tu la diferencia esta entre los que buscan enmendarlos y tomarlos para ejemplo en su vida, sacar el lado bueno de los mimsos, aprender una lección y tratar de ser mejor, persona y creo que esto aplica tanto al hombre como a la mujer.

talvez, si nos dieramos mas tiempo para conocer a las personas y valorarlas por lo que son, y ayudarles a ver sus errores, podriamos ayudar a que tanto hombres y mujeres cambien, pero esto atravez de la amista, y no mas haya, por que la mayoria de relaciones empiezan con un corto tiemop de espera, y luego de que ya empezo una relación formalizada, se dan cuenta de las cosas que no les gustan, y de lo que son capaces de hacer, pero para este entonces ya es muy tarde, por que el daño puede ser mayor.

En fin creo que el alma del hombre y de la mujer en escencia, son parecidas, pero la gran diferencia, esta que en el alma de una mujer hay mas fuerza, voluntad y amor, que en la de un hombre, creo que Dios se esmero por hacerlas superior al hombre, con el fin de hacernos ser mejor, o peor segun el caso.

Maria Jose dijo...

gracias por tu comentario Erik...mira el libro se llama salvaje de corazón y su autor es John Eldredge ....es un buen libro... el libro es muy bueno...es bastante su contenido, pero te soy sincera, al principio no me llamo la atención, pero luego me sentí encantada y ademas invita a los hombres a recuperar su corazón masculino, definido en la imagen de un Dios apasionado. ...ojala lo puedas leer tu también, es excelente